Como no…, La Alquería Blanca tenía que venir a Valencia y después de su inicio con gran éxito en la ciudad de Castellón vinieron con mucha fuerza conquistando a los valencianos en pleno «caloret» de las fallas. Aquí un ejemplo de publicidad exterior en bus turístico de Valencia.