En el centro de Valencia existen unas pantallas digitales que no pasan desapercibidos a nadie. Este soporte permite la pluralidad de anunciantes por un coste bajo con una alta frecuencia de apariciones. Este mes estuvo por la ciudad el musical SISTER ACT y quiso contar con estas pantallas para promocionarse entre otros soportes de publicidad exterior. Ha sido todo un éxito y esperamos en un futuro regresen pronto a la ciudad.