El Ayuntamiento del Puig apostó por un circuito de vallas publicitarias del metro de Valencia.